For Reasons Unknown

Este post no es una crítica del concierto que The Killers dio el pasado domingo 22 de Marzo en Madrid. Este post es una crítica a la crítica que de él hizo un señor llamado Carlos Marcos para el periódico El País. Y el título de For Reasons Unknown se debe a que, por un lado, es una de mis canciones favoritas y me apetecía ponerlo, y por otro porque no entiendo que razones ocultas pueden existir para que este tipo haya escrito esta pedazo de mierda de crítica.

"Somos The Killers, para serviros".

Y es que me he sentido personalmente ofendida por lo que el enterao este publicó el lunes en El País. Vale que no fue el concierto de mi vida (¡ay, Muse!), vale que me esperaba mucho más y vale que tenía tantas ganas de verlos desde el Hot Fuss que quizás mis expectativas eran muy altas... pero para nada fue un mal concierto ni mucho menos una decepción. Disfruté como una enana y me hinché de pegar botes en mitad de todo el mogollón. Y si no lo disfruté más fue porque la puesta en escena no me llegó del todo. No había manera de distinguirlos en un escenario ridículamente bajito y oscuro y sin pantallas gigantes y, quitando a Brandon, los otros tres (y medio) se movieron menos que el perro de Heidi.

En su artículo, este pavo dice básicamente que la mayoría de las 15.000 personas que abarrotaron el Palacio de Deportes eran niñatas de 15 años disfrazadas de poperillas que solo conocían a The Killers porque el cantante es mono; y que su éxito se debe brincipalmente a que ponen una de sus canciones en Los 40 Principales. Y como no se puede tolerar eso de triunfar siendo guapo, que es un delito muy grave reconocido por el Tribunal Internacional de los Derechos Humanos, el amigo Marcos se ceba con la figura de Brandon y se olvida completamente de hacer aquello por lo que le pagan, que es comentar el concierto.

¿Y qué hacemos si el chico es guapo? ¿Le ponemos un ojo de cristal y le pintamos un diente de negro?

Ninguna referencia a su duración o a las canciones que tocaron, nada sobre el ambientazo y ningún comentario sobre como prácticamente no se escuchaba a Brandon de lo mucho que le coreaba la gente (mayormente en las canciones míticas que, reconozcámoslo, nunca da tiempo a aprenderse las del último disco a tiempo antes de ir a un concierto). De eso nada, por supuesto, que es mucho más bonito criticar al que, según él, es el grupo de moda, solo por serlo y opinar de lo personajillo que es el cantante. Que debe ser que le pagan por eso y no por comentar el espectáculo que ofrecieron o por documentarse un poco (que tienen cuatro discos, no tres, campeón).

Pero si hay una cosa que me revienta especialmente, es la misoginia de la que hace gala este individuo. Cuando una artista femenina (véase actriz, cantante o incluso deportista) es guapa y está buena, hay un batallón de tíos babeando y matándose a pajas mientras piensan en ponerlas mirando a Cuenca. Y no se les puede criticar nada porque está bien visto que solo se fijen en el físico y que, en el fondo, les importe un carajo si estas chicas tienen talento o no. Pero si en cambio se trata de un tío guapetón el que trae a las quinceañeras locas, estas deben ser despreciadas sin ningún tipo de compasión y no merecen sino morir torturadas lentamente a manos de la Inquisición Española, porque no se puede consentir esa superficialidad de solo mirar el físico y no el talento. Ellas también deben ser puestas mirando a Cuenca para aprender lo que realmente es un hombre y dejarse de tío guaperas, que además, seguro, segurísimo que es gay... Así de bien nos va.

En fin, que el Carlos Marcos este se cubrió de gloria con su crítica. No sé si generalmente es así de constructivo o ha sido solo esta vez porque no le gustan The Killers, pero yo me esperaría más del experto musical de un periódico nacional de gran tirada como es El País que ofender de esa manera a 15.000 personas.
4 Responses
  1. Nada,qemeos al Pais y al redactor!!!!!y de paso ponemos al flowers ojos de cristales y le mutilamos.SIIIIII!!!


  2. Anita Says:

    Con dos cojones Mariloles!!!


  3. tu si q te has cubierto de gloria, lo has puesto fino!!! bien bien!!! asi me gusta, sin compasion


  4. Este señor ha sido "guilletinado" (oh, que gran juego de palabras).

    Ya se que no os lo creeis, pero a veces se me cuaja esa horchata que tengo en vez de sangre y me sale el espíritu reivindicativo.