¿Repetimos?

Después de dos meses de incertidumbre, y apurando hasta dos días antes de tener que subir a Madrid para la elección de plaza, por fin me he decidido: voy a repetir el M.I.R.

Iba a poner un título así como más dramático y propio de segundas partes de grandes sagas cinematográficas, como "Indiana Gui y El Templo del M.I.R.", "El M.I.R. Contraataca", "M.I.R. Reloaded" o "Gui Potter y el M.I.R. Secreto", pero todos me han quedado tan cutres o tan irreconocibles ("M.I.R. El Regreso" o "Los Dos M.I.R.es") que al final me he decantado por el slogan de las natillas.

¿Las razones? Pues no lo sé muy bien, deben ser una mezcla entre el poco espíritu que me queda y una recién descubierta ambición, con una parte muy importante de masoquismo y de que no tengo ni puñeteras ganas de empezar a trabajar. Mis padres me lo ofertaron y al final he aceptado. La diferencia es que ahora tengo una meta. En el curso de este año pasado redescubrí una materia que me ha fascinado y que, además, se me da bien. El problema es que hay que partirse los cuernos. Sigue gustándome mucho Familia, pero no quiero quedarme con el resquemor de lo que pudo haber sido. Siempre hay tiempo (y plazas de sobra) para Familia.

Y como todo post que se precie debe estar ilustrado, os pongo una foto de la infame Estación Espacial MIR. Los motivos por los que he elegido una imagen de la malograda estación rusa son dos: porque me sirve como elaborada metáfora sobre chapuzas de proporciones galácticas y nuevos comienzos tras el desastre; y porque ha sido lo primero que ha aparecido en Google Imágenes cuando he metido MIR en la búsqueda. Cosas de Internet.

Si uno se fija bien, desde ahí se puede ver la casa de Paco Rabanne de París.

Aquí comienza M.I.R.eada: Volumen Dos.

Preparáos, corazones.
O en su defecto, preparáos riñones.
3 Responses
  1. Pues que haya mucha suerte en esta segunda entrega de MIReada! ;-)


  2. A POR ELLOOOOS OOOOEEE!!!! A POR ELLOOOOSSSS OOOEEE!!! como la seleccion española, TU PUEDESssss!!!


  3. Muchas gracias... se hará lo que se pueda.