Live From New York, It's Gui!

Por fin está aquí el ¿pequeño? resumen de mi reciente viaje a Nueva York, que ya iba siendo hora. Echémosle la culpa del retraso al jet lag. Tranquilidad, que esto no pretende ser ni una guía de viajes ni una de esas insoportables sesiones con un gritón de fotos. Son sólo algunas cosas que me han llamado la atención o que me han parecido interesantes y/o peculiares. Si en algún momento esto se vuelve coñazo, tenéis mi bendición para dejar de leer y mandarme a hacer puñetas. ¿Comenzamos?

- Lola, la Mujer Magnética:

Esto lo ví en el Duty Free de Barajas. Más typical spanish imposible: la gitanilla en paños menores, la guitarra, el sombrero cordobés, la botella de manzanilla y ¿el móvil? Típico, típico. Si yo fuera una guiri me lo habría comprado.

- El Castillo de Los Vélez:

Malditos americanos ladrones. Mira que tener el patio de honor del Castillo de Vélez Blanco en el Metropolitan. Cerdos imperialistas. Gibraltar español ya, coñooo. ¡Y viva Almería!

- Siguiendo con el Met...

¿que carajo hace un busto de Camarón en el Metropolitan? (Este chiste es propiedad intelectual de Anisaki).

- La cantidad de españoles con que nos encontramos rozó el ridículo. No sabía si estaba en Macy's o en El Corte Inglés. ¿No se supone que estamos en crisis?

- Nuevos niveles de lizlemonismo:

Casi me hago pis de la emoción al llegar a Rockefeller Center. Al extenso reportaje fotográfico que le hice, hay que añadirle la súper sudadera de TGS With Tracy Jordan que me agencié en la tienda de la NBC Experience. Al cansino de Tracy Morgan (que estaba hasta en la sopa porque acaba de estrenar una peli con Bruce Willis) lo vimos en el partido de los Nicks.

Para redondear el ataque de fangirlismo, también me acerqué al Upper West Side a ver el apartamento de Liz Lemon. Digo acerqué por decir algo, que anda que no está lejos.

- Otras localizaciones imprescindibles que también cayeron fueron las de Friends (¡qué caro es Bloomingdales!), Los Cazafantasmas, las Villard Houses de Gossip Girl (de la que vimos un rodaje en la Biblioteca), el típico-mítico Puente de Brooklin... hasta pasamos por Waverly Place. La casa de Carrie tendrá que esperar a la próxima visita.

- Al baño en ascensor:

Los restrooms del Top Of The Rock están en el piso 66, sólo accesibles en ascensor. ¡El ascensor se abre directamente al baño! ¿Cómo de grande es eso?

- San Juan Bautista de La Salle...:

... ruega por nosotros. Hay una capilla dedicada al patrón de mi colegio en la Catedral de San Patricio. ¿Quién lo diría?

- En ocasiones veo Samaras:

Es como la peli esa en que Jim Carrey ve el número 23 por todos lados. Sólo que yo, en vez de números, veo a la niña del pozo de The Ring. De entre los 1000 nombres que forman este "The Thousand Longest Rivers of the World" de Alighiero e Boetti que está expuesto en el MoMA, mi vista se posó inmediatamente en Samara. Como me suene el teléfono ahora me muero del susto.

- Haz tu propio Muppet:

En la mítica juguetería FAO Schwartz (la del piano de Big) tienen un taller de Teleñecos a la carta. La gracia salía por unos $120, pero molar, molaba muy mucho. También tenían puppets en versión pobre. Por 20 pavos me hice con la Doctora Lechuga, quien probablemente haga su debut por aquí en breve.

- No a la ONU. Menuda odisea. Por momentos dudé si en vez de estar yendo al edificio de las Naciones Unidas estaba en uno de los Desafíos Extremos del amigo Calleja. Me mató que en la tienda de regalos estuvieran agotadas las postales de Kazajistán... ¿cuántos kazajos visitan la UN para que no quedara ni una sola postal? ¿Se las llevó todas Borat?

- Españoles por el mundo:

El WTF? de la ONU. En un puesto de información interactivo de esos con monitores táctiles.

El cartelote de Madrid en Times Square. Tremendo el juego de palabras con Mad... about you.

- El Subway es toda una experiencia. Muy rápido, si, muy intuitivo y fácil de utilizar, también. Pero, ay, no se te ocurra tocar nada. Viendo el estado general del metro, no me extraña que las Tortugas Ninjas mutasen. (Este chiste tiene copyright XD)

- M&M's, con M de de mierrr...:

Menuda soplapollez de tienda. Tres plantas llenas de mierdas. No vi absolutamente nada que se salvara, todo basura. Y para colmo tenían esta "estatua"... ¿soy la única a la que le parece grotestco y altamente inquietante ver al Lacasito verderon este enseñando muslamen? Es como el anuncio aquel de Bollylandia que salía la palmerita insinuándose. Joer qué grima.

- Viva el Brunch:

Y viva tajarse de mala manera a las 11 de la mañana. En hora y media cayeron 32 bebidas entre seis. Open Bar por $6... son, sin duda, los mejores $6 que he invertido jamás. Y además tenían un grupo de jazz tocando en directo. El sitio se llama Garage y está en el Village.

- Go Grizzlies, go!:


New York Nicks vs. Memphis Grizzlies... menudo coñazo de partido, y mira que a mí me gusta el baloncesto. La afición de los Nicks es detestable y estaban más interesados en cualquier interrupción que en el juego. Armamos más follón los españoles animando a Sergio Rodríguez y a Marc Gasol que todos ellos juntos... Una pena, porque me esperaba mucho más. Lo del guante de gomaespuma fue una mala inversión: a los 10 minutos ya no sabía que coño hacer con él. Por cierto, ganaron los Grizzlies.

- This is... Broadway!

Chicago y Wicked, ahí es . Chicago (con la Destiny's Child que parecía un gremlim haciendo de Roxie) fue,como siempre, divertidísima, y Wicked es lo más grande que he visto en mi vida sobre un escenario.

Tan espectacular como cursi. Narra los acontecimientos previos a la llegada de Dorothy al País de Oz y como la Malvada Bruja del Oeste se convierte en malvada. Traduciendo: un cruce entre el patio feo (¿el patito verde?) y yo soy rebelde (¿reverde?) porque el mundo me ha hecho así. Si, así estaba a reventar de niñas adolescentes.

Lo mejor fue al terminar la función, cuando, al más puro estilo americano, un señor calvo se declaró a su chica y le pidió en matrimonio. El teatro casi se vino abajo... las fangirls se echaban fotos con ellos... locura colectiva. Yo mientras me moría de vergüenza ajena.

Y con esto termino, que ya me he enrollado mucho. Nueva York es una ciudad inmensa, y a pesar de que dos semanas dan para mucho, me han faltado muchas cosas que ver. Si los Dioses del Kobol así lo quieren, volveré para hacer/ver todo lo que no he podido en esta ocasión. A saber: ir a casa de Carrie, visitar la Estatua de la Libertad (!), zamparme un Philly cheesesteak y probar el pastrami, lamer nucas en el metro, gritar "¡Manolo, dos con leche y uno solo!" en la tienda de Manolo Blahnik... esas cosas que todos hemos pensado alguna vez. Pero si hay algo con lo que me he quedado con muchas, muchas ganas es encontrar una limpiadora que se llamara Kelly. Hubiera sido la hostia.

Kelly, the queli... where are you? Debo volver para encontrarte.
4 Responses
  1. AZQUEROZA!!! q envidia mas envidiosa y si, me parece bastante inquietante el m&m de estatua de la libertad!!! a q mente se le ocurre eso.
    P.D: yo me apunto al siguiente viaje y sobre todo a gritar: Manolooooo....


  2. Me parece muy gora q comentes aqi y q a mi me tengas en el olvido.
    Un Nah pa ti


  3. Doctora Who Says:

    Citando a Bender: "¡Evidiosillos!"


  4. Vanessa Says:

    Cuando yo fui me quedé con las ganas de Wicked, aunque vi Rent y me gustó mucho también. Curiosidades a mansalva, es lo que encuentras.