1,2,3 probando, probando...



Por tercera o cuarta vez intento empezar un blog, ya he perdido la cuenta. Quizás "empezar" no sea la palabra adecuada, sino más bien "continuar", porque siempre empiezo pero nunca acabo, cosa bastante habitual en mí... Sólo puedo prometer y prometeo que lo voy a intentar.

Como siempre, lo que mas me ha costado es poner un nombre. Recordemos que la coneja se llama Conejis, uff que original. La verdad es que lo de " De Guardia" es bastante flojo, pero se va a quedar así ya que "Porque yo lo valgo" está cogido y no se me ocurre nada mejor. Ea.

He leído por ahí que en el primer post es recomendable hacer una pequeña declaración de intenciones o un resumen de los objetivos del blog... Mmm no, no tengo objetivos ni intenciones, así que postearé cuando me apetezca y sobre lo que me apetezca, aunque como últimamente me ha dado por bajarme series, supongo que acabaré comentándolas bastante (y así os educo un poquito ¡Incurtos!, que no puede ser que os traguéis La Familia Mata, leche.)

Bienvenidos sois, pues, a mi templo de sabiduría.
1 Response
  1. Me comento a mi misma, a ver como sale.

    Esto es muy triste.